Logo de Margen   Periódico de Trabajo Social y Ciencias Sociales
Edición electrónica

EL VUELO DE LA GOLONDRINA

Por Martin Iván Yeza

La golondrina es un ave que se cría al norte y emigra al sur en busqueda de alimento y climas templados, su principal fuente de alimento, son los insectos, si es atacada se defiende sola, si el problema es grande, se reúne con sus pares hasta eliminar el problema”

Cátedra Martínez Sameck

Mediante este trabajo intento dar justificación implícita en algunos casos, y explicita en otros a diferentes fenómenos que giran entorno de los dos ejes que he optado por desarrollar:

La cuestión Nacional y de la Deuda exterma.

La modalidad de mi trabajo se centra en una estructura simple, mediante la cual parto de definiciones convencionales tales como las manifiestas en diccionarios, y avanzo hacia el sentido de correspondencia o no que tiene en el campo de lo fáctico.

Este trabajo tiene enemigos de antemano, pues se ha visto perjudicado por la cantidad insospechable de información hostil respecto a las cifras verdaderas concernientes a la deuda externa.

Asimismo, presento una evolución histórica de la tendencia de la deuda externa, sus condiciones variadas, y como se correspondía con el sujeto de estudio selecto como caso, la Argentina.

Remarcando determinadas visiones, perspectivas, y cuestionamientos no solo en lo teórico sino en lo práctico, algunos hechos confusos, como por ejemplo los beneficios logrados por algunos funcionarios luego de adoptar determinadas medidas, resumir también algunos de los hechos que determinaron la economía Argentina en momentos claves desde lo personal.

Conciente de que mi trabajo está basado en ideas ajenas, no intento dar acuñamiento a nuevas formas de ver la realidad, simplemente las traspongo y señalo algunas peculiaridades, e invito a usted a intentar ver nuevos patrones, nuevas formas.

No creo poder iluminar a nadie con las ideas aquí presentadas, pero estoy seguro que luego de la lectura del trabajo le surgirán muchas dudas que por condicionamientos en cuanto al acceso a la información solo podrá encontrar justificación y razón en el imaginario personal.

Carta de un jefe indio a los gobiernos de Europa

Aquí pues yo, Guaicaipuro Cuatémoc, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro. Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que se encontraron hace quinientos años. Aquí pues nos encontramos todos: sabemos lo que somos, y es bastante.

Nunca tendremos otra cosa.

El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron. El hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraida por Judas a quienes nunca autoricé a venderme. El hermano leguleyo europeo me explica que toda la deuda se paga con intereses, aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento.

Yo los voy descubriendo.

También yo puedo reclamar pagos, puedo reclamar intereses. Consta en el archivo de Indias. Papel sobre papel, recibo sobre recibo, firma sobre firma, que solamente entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lúcar de Barrameda, 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América. ¿Saqueo? ¡No lo creyera yo!. Porque es pensar que los hermanos cristianos faltan a su séptimo mandamiento. ¿Expoliación? ¡Guardame Tanatzin de figurarme que los europeos, igual que Caín, matan y después niegan la sangre del hermano! ¿Genocidio? ¡Eso sería dar crédito a calumniadores como Bartolomé de las Casas que califican al encuentro de destrucción de las indias, o a ultrosos como el Dr Arturo Pietri, quien afirma que el arranque del capitalismo y la actual civilización europea se debió a la inundación de metales preciosos!.

¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de varios préstamos amigables de América para el desarrollo de Europa.

Lo contrario sería presumir crímenes de guerra, lo que daría derecho, no sólo a exigir devolución inmediata, sino indemnización por daños y perjuicios. Yo Guaicaipuro Cuatémoc prefiero creer en la menos ofensiva de las hipótesis.

Tan fabulosas exportaciones de capital, no fueron más que el inicio de un plan Marshalltezuma, para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, defensores de álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización.

Por eso, al transmitir el Quinto Centenario del Empréstito podemos preguntarnos: ¿Han hecho, los hermanos europeos, un uso racional, responsable o por lo menos productivo de los recursos tan generosamente adelantados por el Fondo Indoamericano Internacional?

Deploramos decir que no.

En lo estratégico, lo dilapidaron en la batalla de Lepanto, armadas invencibles, terceros Reich y otras formas de exterminio mutuo, sin más que acabar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como Panamá, pero sin canales..

En lo financiero han sido incapaces después de una moratoria de 500 años -tanto de cancelar capital e intereses- como independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta el Tercer Mundo.

Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman conforme a la cual una economía subsidiaria jamás podrá funcionar. Y nos obliga a reclamarles -por su propio bien- el pago de capital e intereses que tan generosamente hemos demorado todos estos siglos.

Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarles a los hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas flotantes de un 20 y hasta un 30% que los hermanos europeos le cobran a los pueblos del Tercer Mundo. Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo de un 10% anual, acumulado durante los últimos 300 años. Sobre esta base aplicando la europea forma de interés compuesto, informamos a los descubridores que solo nos deben, como primer pago de su deuda, una masa de 180 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata, ambas elevadas a la potencia de 300. Es decir, un número para cuya expresión total, serían necesarias más de 300 cifras y que supera ampliamente el peso de la tierra.

¡Muy pesadas son estas moles de oro y plata!

¿Cuánto pesarían calculadas en sangre?

Aducir que Europa en medio milenio no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar este módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo.

Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos. Pero sí exigimos la inmediata firma de una carta de intención que discipline a los pueblos deudores del viejo continente; y que los obligue a cumplir su compromiso mediante una pronta privatización o reconversión de Europa que les permita entregárnosla entera como primer pago de una deuda histórica.

Dicen los pesimistas del Viejo Mundo que su civilización está en una bancarrota que les impide cumplir con sus compromisos financieros o morales. En tal caso nos contentaríamos con que nos pagaran entregándonos la bala con la que mataron al poeta. Pero no podrán. Porque esa bala es el corazón de Europa.

Guaiteipuro Cuatémoc



La filosofía ha estudiado y detenido increíble atención en el análisis y comprensión del individuo, para luego intentar comprender de un modo más eficiente la realidad.

El fenómeno de deuda no es una cuestión de mera individualidad, sino que comprende mínimamente la relacion entre dos individuos, dos instituciones, dos entes, por lo tanto ya podemos imaginar la complejidad que puede entramar filosoficamente el tratamiento de dicha cuestión, por ello que entonces me he visto atado a la necesidad de delimitar puntualmente en qué tipo de deuda centraré mi interés.

DEUDA

Si te debo un euro tengo un problema, si te debo 1000, el problema lo tienes tú”

Anónimo


¿Qué es deuda?
En una primera instancia vemos origen de la palabra deuda en el latín debita, cuya acuñación tuvo lugar en el derecho romano.
En aquel entonces tenia un sentido demasiado abierto y poco definido pues si se busca en cualquier diccionario de latín la significación que allí encontraremos de “debita” será una simple y concreta respuesta: “Deuda”.

Hoy día en cambio podemos ver que para la Real Academia española, hay 3 definiciones de la palabra deuda:

  • Obligación que alguien tiene de pagar, satisfacer o reintegrar a otra persona algo, por lo común dinero.
  • Obligación moral contraída con alguien.
  • Pecado, culpa u ofensa.

Reconozco como válido creer que como humanos tenemos una deuda hacia un ser supremo que nos ha dado la vida y nos da todo lo que tenemos, somos, y quizás seremos. Pero no es justamente ese en el recorte en el que detendré mi atencion, sino en el de la deuda hoy, y que se aproxima principalmente a la definicion “a”, y cómo los diferentes actores sociales utilizan diferentes argumentos como los de las definiciones “b” y “c” para instar al pago de la deuda.

Sin embargo, como en la mayoria de los casos, el diccionario, no siempre nos da una respuesta satisfactoria, sino la vida sería muy simple, siempre que tuviéramos un problema iríamos a la definición de “solución” y mágicamente nuestros problemas estarían resueltos, de todos modos sirve para ir recortando de a poco nuestro problema.

Evidentemente su significado ha evolucionado, y cabe preguntarse ¿Por qué? Y para ello procedemos a la siguiente incognita:

¿Qué tipos de deuda existen?, ¿Por qué?

De todos los análisis coincido en mayor medida con Max Weber. El mismo respondería(simplemente una suposición) que la deuda es un fenómeno que se debe a la aparición del capitalismo y que se manifiesta como tipo de dominacion mediante la acción racional de la burocratización (burocracia -Del francés bureaucratie, y este de bureau, oficina, escritorio, y -cratie, -cracia, poder) en la sociedad correspondiente.

Hoy debido a la acción racional de la burocracia vemos como consecuencia de la misma que existen en lo económico, político y administrativo diferentes tipos de deuda:

a) Amortizable: La cual puede pagarse en los terminos convenidos según las condiciones legales preexistentes a la contraccion de la deuda.

b) Pública: Deuda reconocida por el estado, mediante titulos amortizables y que generen interes

c) Consolidada: Es la deuda publica pero de carácter perpetuo, a traves de la cual se genera una renta fija.

d) Exterior: Es la deuda publica que se paga al extranjero, con su moneda de origen

e) Flotante: La pública que no está consolidada, y que, como se compone de vencimientos a término fijo y de otros documentos aún no definitivamente reconocidos preexistentemente puede variar positiva o negativamente diariamente.

f) Interior: La deuda pública nacional, que se paga con moneda nacional

g) Tributaria: Importe que resulta de la liquidación tributaria.

Asimismo existen concepciones mas complejas de deuda como la extraída del informe 2003 del fondo monetario internacional:

La deuda externa bruta es el monto pendiente de reembolso en un determinado momento correspondiente de los pasivos corrientes reales y no contingentes asumidos por residentes de una economía frente a no residentes con el compromiso de realizar en el futuro pagos de principal, intereses o ambos”

Básicamente esta última definición plantea que el endeudamiento es tomado por personas habitantes de determinado espacio según la soberanía reconocida por la comunidad internacional, donde no se especifica quien se debe hacer cargo del endeudamiento futuro, sino que dice que en el futuro se debe pagar.

Es evidente, que el lector tendrá un interés especial por el ahondo en la temática referente a las relaciones entre Argentina y el F.M.I, sin embargo la intención de este trabajo yace principalmente en la duda absoluta acerca de todo lo referente a la deuda, y ello radica en el hecho de la irresponsabilidad en cuanto al manejo de la información, de hecho el principal problema de la deuda Argentina(mas alla del enorme volumen) es la naturaleza confusa en la que surge, y para dar cuenta de ello realizo la siguiente reseña:

Hay 4 tipos de pais
1) Los desarrollados
2) Los sub-desarrollados
3) Japón (que tiene escasos recursos y son una potencia )
4) Argentina (que tiene vastos recursos para ser desarrollado y no lo es)

Finn Kydland y Edward Prescott
(ganadores del Nobel de Economía 2004)

DEUDA EXTERNA: Argentina

La limosna es el único modo de fomentar,mantener y aumentar la pobreza.”

Sabiduría popular


1ª PARTE
Deuda socorrista: 1824-1945

Los países latinoamericanos nacieron deudores. Eran tantas sus necesidades en un continente virgen y eran tan escasos sus recursos, que acudieron a Europa y en especial al Reino Unido, el gran banquero del siglo XIX. Vivieron al unísono lo que podríamos llamar el apuro del desarrollo. Pero no siempre se endeudaron razonablemente.

Entre nosotros, la deuda externa nació casi con la patria. En 1824, el gobernador Martín Rodríguez, cuyo ministro de Gobierno era Bernardino Rivadavia, contrajo nuestro primer empréstito con la firma inglesa Baring Brothers(…)

La deuda de 1824 estaba destinada a obras de desarrollo, pero no se usó para eso sino para financiar la costosa guerra con Brasil, de 1826 a 1828. En este último año la provincia de Buenos Aires, que representaba a la Argentina, declaró nuestro primer default. Saldría de él sólo en 1857, cinco años después de la derrota de Rosas en Caseros a manos de Urquiza. Es que Rosas se había negado sistemáticamente a reestructurar la deuda. Siguiendo su ejemplo "nacionalista", Perón pagaría toda la deuda en 1945 con los fondos argentinos congelados en Londres durante la Segunda Guerra Mundial, pero después no vino el desarrollo.(…)”

Mariano Grondona
“Breve historia de nuestra deuda externa” para La Nacion, 10/10/2004

Podemos notar claramente en la primera frase del artículo el modo en que se presenta la historia de Argentina, y esta es una historia que no se puede entender independientemente de los procesos de la región continental respectiva:

En 1824, Argentina toma su primer parte de deuda en forma de empréstito, la misma proveniente de la banca Baring Brothers.

Para la misma época la Corona británica concede financiamiento a varios países latinoamericanos (México, Colombia, Chile, Perú, y de Centroamérica) que estaban saliendo de su vinculación con España y querían presentarse como independientes. Canning, el primer ministro, los reconoce. Pero al mismo tiempo Inglaterra firma acuerdos de comercio y amistad recíprocos, que otorgaban beneficios a los comerciantes ingleses que dominaban en la región. Para la Argentina esa deuda no fue requerida, sino impuesta. Lo que se conocerá como una nueva forma de imperialismo, la dominacion económica.

Tenemos que tener en claro el contexto en el que se dió este endeudamiento, pues no en vano había señalado la duda de “ ¿Por qué entonces se dio a finales del siglo XVIII y de allí en adelante los procesos de liberación de los paises coloniales?”, esto evidentemente cobra forma o parece tener una respuesta inmediata que quizás no es demasiado clara, por ello aquí lo desarrollo mas efectivamente:

Como dice Grondona, esta tierra nueva estaba muy por debajo de los niveles urbanos alcanzados por el viejo continente, no tenían un sistema determinado y organizado de producción, pues antes la organización era sistematizada por la potencia local, entonces cabe una nueva pregunta, los europeos ¿ignoraban el hecho de que su ausencia en América Latina traería el caos que trajo?. Basta con conocer el conflicto entre unitarios y federales en la Argentina, en el que el debate principal era como se iba a administrar económicamente el pais, dicho proceso llevó cerca de medio siglo, durante ese proceso ya hubo endeudamiento, y fue justamente esa la primera etapa con relación y contacto que “nuestra” Nación tuvo con un endeudamiento y sus problemáticas correspondientes, como bien se señala en el artículo.

Una vez sancionada la Constitución Nacional Argentina, en 1853, (37 años despues de la independencia), hubo un endeudamiento masivo nuevamente para la incorporación y adaptación de las rutas comerciales, el ferrocarril era necesario y al respecto Mariano Grondona dice:

"La Argentina volvió a endeudarse fuertemente a partir de la reorganización nacional de 1853. Pero hubo una diferencia. Esta vez, los recursos externos se emplearon en obras de desarrollo formidables como la educación, los ferrocarriles y los puertos, empujando a la nueva nación a un crecimiento promedio del 6 por ciento anual hasta 1930(…)"

Posterior a este endeudamiento en la Argentina se abre un nuevo período en el que se aspira a forjar una identidad y unidad nacional.

"Con Bartolomé Mitre, en 1862, la deuda da otro salto. Primero transfiere los compromisos de la provincia de Buenos Aires a la Nación, legitimando lo actuado por Alsina y De la Riestra. Y después acuerda otro empréstito con la banca inglesa por 2,5 millones de libras adicionales, para lanzarse a la guerra con Paraguay. Pero, nuevamente, de los 2,5 millones de libras asumidos como deuda, el país recibe sólo 1,9 millón debido a los descuentos por el ‘riesgo país y las comisiones’.(…)"

David Cufré
"Nacimiento y reproducción de la deuda externa"


En dicho proceso hubo dos picos en los que la cesación de pagos tuvo un estado verdaderamente crítico, y que fueron a causa del endeudamiento de Mitre.

Avellaneda tuvo un primer pico de crisis el cual logró solventar por el incremento de la explotación cerealera la cual produjo un excedente de trigo, iniciándose la exportación hacia Europa. Igualmente otros frutos, provenientes en su mayoría de las colonias agrícolas, tuvieron salida al exterior por primera vez. Un acontecimiento que habría de variar fundamentalmente la fisonomía agropecuaria argentina fue la exportación de los primeros lotes de carne enfriada. En 1876, llegó a Buenos Aires el transporte Le Frigorifique, con un sistema que mantenía la carne a 0 ºC. Un año después arribó otro barco, “Le Paraguay”, equipado según una nueva técnica que conservaba la carne a - 30 ºC, lo cual aseguraba mejor resultado de conservación. El invento fue perfeccionado y aprovechado por los ingleses planteándose una nueva perspectiva: la iniciación de un flamante y grandioso mercado de carne congelada por muchos años base fundamental de la economía argentina. Ya comenzamos a ver entonces, el modo en que el incentivo de las ventas hacia el exterior genera todo un entramado de intereses donde el pueblo es el principal afectado, se inicia este mecanismo:

  1. El pais se endeuda, no importa el argumento o la orientacion que tendría ese prestamo recibido.

  2. Algunos propietarios de tierras alquilan sus tierras para el cultivo y extracción de productos agricolas.

  3. Lo que los trabajadores producen se convierten en materia prima que es vendida al exterior por los terratenientes, cuyas ganancias van exclusivamente para él,

  4. Los que alquilan la tierra contratan trabajadores y paga sueldos relativamente bajos con respecto a su ganancia final de sus ganancias se extrae un porcentaje que se deriva al gobierno(solo un porcentaje) en forma de impuesto, con ese porcentaje pequeño el gobierno por motivos constitucionales debe asistir la educación para todo el pueblo, su salud y su seguridad.

  5. Los que son propietarios de tierras para poner en movimiento su dinero compran las materias primas manufacturadas en otro lugar, obviamente con un plus adicional del que fué vendida originalmente la materia prima, en ese costo se incluye y prorratea parte del prestamo que antes realizaron

  6. Los dueños de las tierras con posesion de manufacturas deben recuperar el dinero perdido, entonces para ganarlo deben volver a vender esa manufactura.

  7. El pueblo compra el producto manufacturado.


Hasta 1917, la Argentina tuvo una deuda superior a los tres cientos millones de pesos oro, pues es en este año donde se logró la tan ansiada disminución de la deuda como producto de la 1ª Guerra Mundial, donde nuestro pais se posicionó como “El granero del mundo” (ver encuesta 1).

En el año 1939 (a causa de los generosos pagos de intereses y partes de la deuda entre el 34-38), la deuda alcanza un nivel muy bajo, de tan solo 20% de las exportaciones (en 1914 era del 40%). Argentina continua pagando y cancelando sus partes de deuda la cual se terminará de pagar en la presidencia de Perón, el cual allí por 1950 proclama que se ha pagado la totalidad de la deuda.

Perón en el período de la posguerra ubicó a la República Argentina como un pais de leve participación para la reconstrucción del devastado mundo, un periodo en el cual se había creado un mercado en el que podía vender sus productos a los paises europeos y otros afectados por la guerra, había iniciado su proceso de industrialización, los sistemas de garantías y servicios a los trabajadores estaban en pleno auge, todo hasta que se pagó la deuda. Mágicamente una vez que se concluyó el pago de la deuda, las inversiones a los sectores productivos desaparecieron, las exportaciones disminuyeron por falta de demanda.

Argentina era excluida del plan Marshall (plan para la reconstrucción de los paises afectados por la guerra), para las elecciones de 1952 el principal contendiente de Peron era Estados Unidos, los grupos conservadores, la iglesia, y una franja de los sectores militares que irían teniendo cada vez mayor participación en cuanto al manifiesto de su disconformidad con el gobierno.

Deuda Externa: Argentina

Las deudas son como cualquier otra trampa, en la que es muy fácil caer, pero de la que es dificilísimo salir”
Bernard Shaw

2ª PARTE

Deuda entrópica: 1955-2004

Perón si bien liquida la deuda histórica, contrae una deuda comercial flotante de unos 700 millones de dólares. El período se abre, con un golpe de facto encabezado por las fuerzas armadas, encabezadas por Lonardi, bajo el lema de “Revolución libertadora”.

Aramburu depone por las armas a Lonardi en el ‘55 y se prolonga en el poder hasta el ‘58. Durante este período adhiere al FMI y Krieger Vasena asume en el Club de París como deuda financiera aquella deuda comercial flotante de 700 millones de dólares. Desde ese momento empieza a tener peso el FMI y Estados Unidos desplaza claramente a Inglaterra como principal prestamista de la Argentina.

Con Frondizi la deuda pasa a 1200 millones de dólares. Esta es la etapa marcada por Krieger Vasena y Alvaro Alsogaray.

La deuda sólo desciende durante el gobierno de Illía. Guido le había entregado el poder con compromisos por 2000 millones de dólares y él los achica a 1700 millones. Pero se produce el golpe, por el cual atraviesan 3 generales: Onganía, Levingston y cuando Lanusse le entrega el poder a la democracia, lo hace con una deuda situada en 3700 millones de dólares.

El breve gobierno de Héctor Cámpora reduce la deuda a 3400 millones de dólares. El problema surge principalmente, cuando asume Perón, la deuda asciende a 5300 millones de dólares, cuando sucede uno de los hechos que da lugar a uno de los procesos mas oscuros, llenos de violencia e incognitas en la historia Argentina, “el golpe del ‘76”:

(…) Las siete plagas caen sobre la Nación: tortura, campos de concentración, asesinatos, censura, entrega de la soberanía, robo y saqueo, cierre de universidades y exilios. Una noche aberrante.
También en lo económico: de 1976 a 1983 la deuda externa es llevada por José Alfredo Martínez de Hoz (ministro de economía) de 7800 a 45. 100 millones. Un crecimiento del 364%. Surgen los petrodólares entonces. Los bancos internacionales ofrecen créditos fáciles a tasas bajas y comienza el gran endeudamiento argentino. Las empresas privadas toman esos créditos en la banca internacional (…)”

Rosa Susana Zito
El origen de la deuda externa argentina”

Para aquel entonces se abre la etapa mas difícil de la deuda, la deuda que he decidido llamar entrópica, y para ello cito a Norberto Galasso:

"Hoy hay contratos de deuda donde está negociando por las dos partes la misma persona”
Por aquel entonces surge la figura de Domingo Cavallo, el cual como presidente del Banco Central, insta al estado a que absorba las deudas de empresas privadas, lo que se dió a conocer como la “acción solidaria” del pueblo argentino.

Evolución de la deuda externa 1975 - 1985 (en millones de dólares)
Año               Deuda                Aumento           en  %
1975           7.875                                                                  
1976           8.280                   405                      5,14
1977           9.679                   1399                    16,9
1978           12.496                 2817                    29,1
1979           19.034                 6538                    52,32
1980           27.072                 8038                    42,23
1981           35.671                 8599                    31,76
1982           43.634                 7963                    22,32
1983           45.087                 1453                    3,33
1984           46.903                 1816                    4,02
1985           48.312                 1409                    3,00

 

Fuente: Banco Central de la República Argentina (BCRA), citado en el fallo del Juez Federal Ballesteros pp. 172.

En 1983 vuelve la “democracia”, el flamante presidente Raul Alfonsín con respecto a la cuestión de la deuda intentó demostrar su ilegitimidad hasta 1985, sin embargo reconoció su situación de dependencia con respecto a Europa y Estados Unidos, no es casual que 8 meses posteriores desde que la Argentina declarase la cesación de pagos de la deuda(1988) la Argentina haya sufrido un golpe de mercado,o quizás si, depende de cómo desee analizarlo uno, en donde el sistema financiero- económico sufrió un proceso critico que colapso el sistema. Alfonsín dejó una deuda de aproximadamente 60 mil millones de dólares estadounidenses.

Alfonsín no logró cumplir su mandato y en su lugar asumió Carlos Menem:

(…) La década menemista lleva la deuda un 123% más arriba del ránking. Y la suma crece vertiginosamente, ya sin el patrimonio del Estado, que había ido ofreciendo poco a poco sus empresas a la voracidad externa. Lo que se dió en llamar: Las joyas de la abuela. Desde entonces, un país sin empresas públicas, sin producción, sin perspectivas confiables, multiplica su deuda minuto a minuto con un vértigo inimaginable. El nuevo siglo recibió a los argentinos con una deuda individual de 3800 dólares.
Queda claro que los beneficiarios de la fiesta financiera no son precisamente los trabajadores, ni los jubilados. La deuda externa no se apoya en la educación o en la salud o en el trabajo(…)”

Rosa Susana Zito,
"El origen de la deuda externa argentina"

En la década del 90, viene directo de Estados Unidos un plan para el desarrollo económico de cualquier pais, el conocido “Consenso de Washington”. Argentina era el mejor alumno del Fondo Monetario Internacional, y la aplicación de las medidas neoliberales y su correspondiente éxito (la velocidad del crecimiento, la liquidez y la posibilidades para la obtención de créditos) son la viva prueba de la nueva “década dorada” del capitalismo.

Durante el período menemista se acepta la capitalización de bonos en la privatización de empresas públicas, decisión que verdaderamente significa un caos en la actualidad, este presidente aumentó la deuda de un modo peculiar, duplicándola hasta elevarla a la cifra de 122 mil millones de dólares estadounidenses, aproximadamente.

En 1999 asumiría De la Rua eleva la deuda 10 mil millones mas, los cuales son solicitados en plena crisis del Estado, donde hubo una fuga masiva de capitales, los bancos habían sido saqueados por los capitales espectulativos, Cavallo aparece nuevamente y propone la solución que ya se había realizado en Malasia con total éxito: El corralito (vease el artículo al respecto en “Parentesis históricos”). Al poco tiempo de haber dictado esta sentencia Cavallo es destituido por reclamo popular masivo a nivel nacional en lo que se dió a conocer como “Cacerolazo”, ya que estaban, también destituyeron a De la Rua cuya velocidad en la toma de decisiones no era muy eficiente.

Hoy 2004, luego de la semana de los 5 presidentes, de la presidencia de transición de Duhalde, ha asumido Kirchner en una de las elecciones más atípicas desde la democracia, la deuda externa estaría hoy en día cerca de los 180 mil millones de dólares, aunque la deuda total es de 212 mil millones de dólares.

En esta parte del trabajo ahondaré principalmente en el eje principal de cuestionamiento personal pues donde las fronteras parecen no existir, las ideologias parecen cada vez tener menos sentido, donde el capitalismo parece tener todo controlado, pero que a la misma vez los individuos van cobrando cada vez mayor conciencia de lo vacía que es la idea de Nación.

Nación

"El código de la salvación de las naciones no es el mismo que el de la salvación de los particulares”.
Napoleón Bonaparte

Debido a que la deuda externa es un fenómeno que se produce desde un pais hacia otro, o a paises organizados en un mismo sistema (como el caso del Fondo monetario internacional), es necesario sentar las bases de lo que es una nación, y como es que su existencia determina la vida de muchas personas, de las cuales algunas ni siquiera saben lo que es, y que sin embargo admiten ser parte de la misma.

Nación: (denominaciones encontradas en el diccionario de la Real Academia Española)
- Conjunto de los habitantes de un estado regido por el mismo gobierno. Territorio de ese mismo país.

- Conjunto de personas que se sienten parte de un mismo grupo humano debido a una lengua, religión, tradición e/o historia común. Debería ser sinónimo de etnia, pero no se tiene costumbre utilizar este segundo término cuando se trata de culturas próximas.

La primera definición es equivalente a país.
Esta equivalencia es especialmente cierta en lenguaje coloquial donde tanto nación, país o estado son practicamente sinónimos, siendo estos territorios bajo un solo gobierno.

En cambio la segunda definición es importante. Mientras que muchas naciones coinciden con el hecho de país independiente, esto era relativamente infrecuente en la historia de la época pre-moderna. Fue el auge del nacionalismo en los siglos 18 y 19 lo que creó la idea de que cada nación necesita su propio estado independiente. Hoy tambien, muchas naciones existen sin tener un estado independiente asociado, como son los kurdos o los nativos americanos, mientras que algunos estados se componen de varias naciones como Bélgica y España.
Por lo tanto, en sentido estricto, nación denomina personas en contraste con país que denomina un territorio, mientras que estado expresa la idea de una institución legalmente legitimada.

Formas de nacionalismo:

  • Étnico: es la forma del nacionalismo en la cual el estado deriva su legitimidad política de la historia cultural o distribución hereditaria (etnicidades). Esta teoría fue desarrollada por Johann Gottfried von Herder, quien inventó el concepto de Volk.

  • Romántico: llamado nacionalismo orgánico y nacionalismo de identidad es la forma de nacionalismo étnico según la que el estado deriva su legitimidad política como consecuencia natural ("orgánica") de la raza ; al estilo del romanticismo , y en contraposición con el racionalismo.
    El nacionalismo romántico depende de la existencia de un cultura étnica histórica que cumpla con el ideal romántico.

  • Religioso: es la forma de nacionalismo según la que el estado deriva su legitimidad política en consecuencia de una religión común. El sionismo es un ejemplo de esto, pero buena parte de las formas de nacionalismo étnico son también en gran medida formas de nacionalismo religioso. Por ejemplo, el nacionalismo irlandés es generalmente asociado al catolicismo; el nacionalismo indiose asocia con el hinduismo, etc. El nacionalismo religioso es generalmente visto como una forma de nacionalismo étnico.

Dicho esto, es que debo realizar una crítica a James Petras el cual sostiene con respecto al caso del endeudamiento argentino que “(…)los intereses del capital transnacional están ubicados en los circuitos de comercio y finanzas que actúan dentro y fuera del país(…)”, sin embargo estoy de acuerdo en este punto “tiene la capacidad de divulgar una ideología en la cual presente sus intereses como la fase mas moderna, mas eficientes de los intereses del conjunto”.

¿Por qué se equivocó Petras? Mi hipótesis parte del hecho de que su 1ª afirmación se contradice con la 2ª, pues se puede ver en los diarios(los de mayor tirada: La Nación, Clarín, Ambito Financiero y Página 12) que ven la cuestión de la deuda externa como un problema nacional, cuando en realidad como dice Petras es ese el interés del capital transnacional, justamente presentar las cuestiones que a ellos les atañen como si fueran cuestiones del conjunto, y ahonda en la contradicción diciendo (acerca del capital transnacional) “(…) Actúa directamente sobre el estado, condicionando la política económica del gobierno, presionando sobre la política de la deuda(…)”(además le atribuye muchas otras capacidades).

Mi hipótesis es entonces que es un error llamarlo transnacional, si tenemos en cuenta que nación es en toda definición “un conjunto de personas”, pues claro está el capital “transnacional” solo puede desarrollarse gracias al hombre, sin embargo al llamarlo como un fenómeno independiente pareciera tener vida propia, cuando en realidad no se sabe mucho realmente de él, como dice Petras “pero mi hipótesis es”, por ello es que nada es muy seguro cuando hablamos del fenómeno tanto de deuda como de la existencia fisica de un grupo de “golondrinas”.
Entonces creo que Petras es bastante aventurado y poco serio al intentar catalogar a esta clase de hombres como “transnacionales” pues transnacional es aquello que se extiende a través de varias naciones, y si así de simple es la cuestión, no se explicarían fenómenos como por ejemplo el hecho de que haya paises ricos y paises pobres, pues si el capital transnacional no tiene una nación a la cual responda no tiene lógica que haya paises mas desarrollados que otros, tiene que haber una razon, una respuesta mas lógica, menos filosófica, y mas concreta, y ello no esta contenido en la definición de ”capital transnacional”(sí.
Petras le atribuye capacidades pero éstas se contradicen como ya demostré, pues el problema por el cual cae en este error es que no hay informacion), tampoco deseo caer en una definición propia de las teorías conspirativas, pues aquí no estoy desarrollando mas que un cúmulo de dudas, simplemente quiero analizar el siguiente fenómeno, para intentar demostrar que de nacionalistas poco tienen los “transnacionalistas”, y para ello hago una analogía con el fenómeno del nihilismo que acuña Friedrich W. Nietzche, el cual cataloga tanto a la metafísica como a la ciencia de ser vacias de sentido esencial, depende de verdades trascendentes, no inmanentes, por ende su justificacion la hallamos en un mundo que no es el humano sino, un mundo extraño, ajeno al hombre, basado en la creencia, .

Lo mismo sucede aquí, el nacionalismo está basado en las creencias, lo cual no estaría mal si no atentara contra la vida humana misma, pues en base a la creencia de “todos somos responsables”(dentro de una “Nación”) se somete a la población al desempleo, pobreza, ignorancia, a peligros salubritarios, todo en nombre de “la causa nacional”. Le dicen al pueblo, que sea mas nacionalista, que soporte. El problema, es que esto es asi desde principios de siglo, entonces considerar que pueda haber una creencia que se extienda a lo largo de varias naciones en representación de determinados intereses como si fueran golondrinas, me parece un tanto desmerecedor de aquellos que realmente controlan el sistema, pues ante nuestra incapacidad para conocerlos les otorgamos una razón primitiva, cuando en realidad somos nosotros los primitivos que aún seguimos pretendiendo explicar mediante las creencias.


Compilado de artículos sobre deuda
"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo.
Pero si no, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío.”
Albert Einstein

Eric Toussaint ( “La injusta deuda argentina”)

Las grandes instituciones financieras internacionales que poseen más del 80% de la deuda externa argentina, son las mismas que reciben los pagos correspondientes de la misma.

El colmo es que vía los mercados financieros norteamericanos y europeos sobre los que se emiten los préstamos, los capitalistas argentinos compran los títulos de la deuda de su propio país con el dinero que han sacado del mismo y reciben por tanto una parte de los reembolsos. Los capitalistas argentinos se endeudaron alegremente durante la dictadura y han colocado una buena parte de ese dinero en el extranjero (vía fuga de capitales).

La suma de los capitales colocados por los capitalistas argentinos, en los países más industrializados y en los paraísos fiscales, durante la dictadura es superior a los montos de las deudas contraídas y un enorme regalo a los capitalistas argentinos (y extranjeros): sus deudas fueron asumidas por el Estado al final de la dictadura.

El mismo Estado asumió el compromiso frente a los acreedores. A partir de esa época, los capitalistas argentinos han mantenido esa política de evasión de capitales como si se tratara de un deporte nacional.

Por otro lado, las deudas de las empresas públicas que habían también aumentado significativamente por decisión de la dictadura, no fueron canceladas salvo cuando se emprendió su privatización.

Los gobiernos posteriores a la dictadura usaron el pretexto del endeudamiento de las empresas públicas para privatizarlas, tomando la "precaución" de que el Estado asuma sus deudas antes de privatizarlas.

Los salarios y los beneficios sociales han caído terriblemente, el desempleo es altísimo, los servicios públicos están en un estado lamentable, la pobreza se extiende a sectores cada vez mayores de la población (incluyendo a sectores que en el pasado vivían con un cierto confort), las cajas del Estado están vacías, una gran parte del aparato productivo está abandonado y el resto en manos extranjeras. Ya no queda gran cosa a privatizar

Suspender el pago de la deuda externa y adoptar otra política económica implica la ruptura de los acuerdos entre el gobierno argentino y el FMI. Esta ruptura no entrañaría ningún daño, al contrario, podría ser beneficiosa para la Argentina. Para la población local y para los movimientos en los que se organiza, se trataría en todo caso de una oportunidad ¿La aprovecharán?


La Fundación Heritage (grupo compuesto por ultra conservadores)

En cada programa, el FMI aconsejaba seguir políticas que retardaban la estabilidad económica y el crecimiento a largo plazo. Cada acuerdo exigía a la Argentina equilibrar su presupuesto fiscal mediante el aumento de impuestos. El incremento de los impuestos entorpecía la actividad económica y alentaba la evasión impositiva, agravando cada vez mas el desequilibrio fiscal que las recomendaciones debían tratar.

El FMI tiene gran responsabilidad en la crítica situación argentina, por las exigencias de los acreedores como la reforma del Estado, la eliminación del déficit fiscal y la derogación de leyes que atentan contra la seguridad jurídica, como la ley de Subversión Económica.


Joseph Stiglitz (premio Nobel de economia, en una entrevista)

En una crisis económica, la reducción del gasto solo empeora las cosas: la recaudación impositiva, el empleo y la confianza en la economía también caen. Sin embargo, el FMI pidió recortes y la Argentina obedeció, achicando el gasto a nivel federal el 10% entre 1999 y 2001.

No sorprende que el recorte haya agravado la caída. Pero si la Argentina hubiera aplicado la receta del FMI, el colapso económico se habría producido mucho antes. Un análisis del presupuesto argentino demuestra que el panorama del derroche del que se habló en el exterior es muy injusto.

Los números oficiales revelan un déficit inferior al 3% del PBI. Cabe recordar que, en 1992, cuando Estados Unidos experimentaba una recesión de menor envergadura que la Argentina, su déficit federal representaba el 4,9% del PBI.

Pero incluso ese 3% es engañoso, por la decisión de la Argentina de privatizar su sistema de seguridad social en los 90. Con ese cambio, el dinero que habría entrado dentro del presupuesto quedó “afuera. Si la Argentina no hubiera privatizado, su presupuesto del 2001 habría arrojado un superávit.

La experiencia Argentina se lee así: esto es lo que le pasa a los mejores alumnos del FMI. El desastre no se produce por no escuchar al FMI, sino precisamente por escucharlo. Culpar a la víctima no va a solucionar las cosas.


John M. Keynes (decía en 1924 acerca del incumplimiento de la deuda de Estados Unidos y Gran Bretaña hacia Argentina)

Los incumplimientos por gobiernos extranjeros de su deuda externa son tan numerosos y ciertamente tan cercanos a ser universales que es más fácil tratar sobre ellos nombrando a aquéllos que no han incurrido en incumplimiento, que aquéllos que lo han hecho. Además de aquellos países que incurrieron técnicamente en incumplimiento, existen algunos otros que pidieron prestado en el exterior en su propia moneda y permitieron que esa moneda se depreciara hasta menos de la mitad de su valor nominal y en algunos casos a una fracción infinitesimal. Entre los países que actuaron así cabe citar a Bélgica, Francia, Italia y Alemania.


James Petras (“¿Quién manda en América Latina?”)

A pesar de que la deuda empezó bajo regimenes dictatoriales militares, los pagos continuaban bajo regimenes electorales y civiles; es decir, la transición de dictaduras hacia democracias tenía muy poco efecto sobre la política en relación con la deuda. Tambien se sabe que las presiones de afuera son parte de la ecuación.

Actualmente en América Latina existen quienes podrían llamarse “capitalistas transnacionales”, que influyen decisivamente en la toma de decisiones en relación con el conjunto de factores que definen el proyecto económico en esta región. La deuda como problema es un punto de partida, pero no el problema principal. El análisis respecto de la deuda se debe hacer en función del estudio de las clases.

Podríamos identificar varias etapas: La internacionalización de la producción; las corporaciones multinacionales: enseguida de la internacionalización de la circulación de capitales; la entrada masiva de los bancos internacionales.

Este circuito financiero tiene un impacto sobre los capitales locales desde el angulo ideologico. No solo actúa directamente sobre el estado, condicionando la politica economica del gobierno, presionando sobre la politica de la deuda, sino que condiciona toda una serie de politicas: politica monetaria y una gama de objetivos del conjunto. La capacidad de los capitales transnacionales para entrar en el circuito financiero cambia sus intereses frente al proceso de produccion local; no se ven afectados en caso de crecimiento o decrecimiento de la economia. Una crisis les puede resultar beneficiosa. El estancamiento economico no es el centro de sus preocupaciones sino su preocupacion en las inversiones insertadas en la produccion.

El pago de la deuda para este sector es positivo, porque cobran intereses sobre las inversiones que tienen en el exterior, cuanto facilitan su capacidad de ingresar en algunas ramas incentivadas por el gobierno cuando el momento les es propicio.

Por ejemplo en la Argentina puede apreciarse que el tamaño de los capitales externos casi iguala la totalidad de la deuda; situaciones similares existen en Mejico y Venezuela.

El problema es la estructura económica que lleva a esta clase social a invertir en el exterior y a traves de su propio peso político reorientar la economía hacia su propio proyecto.

Mi hipótesis es que ellos están en la producción, con una inversión local y con sus inversiones externas. No podemos caracterizarlos como simples rentistas o como meros compradores contra los famosos nacionales. Creo que tienen inversiones nacionales también con sus inversiones externas. Precisamente, su participación en la producción es lo que les permite difundir su ideología, por la praxis política tiene la capacidad de actuar en conjutno con otros factores del poder.

Utilizan la amenaza de una ruptura como medio de aglutinación: si hay ruptura se van a cortar los créditos externos, se van a cortar las importaciones de capital, en fin, se va a crear una situación caótica. En esto la ideología tiene un papel fundamental.

El proceso de “desregulación” de gobiernos dictatoriales y civiles, que ahora entro en crisis, entra en una nueva fase, la de regulación.

Regulación que se encamina hacia la creación de un sistema de apertura permanente que facilite la acción del capital transnacional. Existen ahora programas orientados hacia una nueva regulación que permita un sistema de permeabilidad permanente. Y eso creo que tiene una enorme significación, mucho mas importante que el problema de la deuda.

¿Como nos vemos los argentinos?

  • Camila, 19 años, estudiante (Capital Federal)

    Creo que contamos con una riqueza muy abundante, pero mucha de ella es agotable, y si seguimos de esta manera pronto dejaremos de ser ricos.

    Creo que vivimos en un lugar muy auspicioso, pero a la vez las carencias a nivel humano producen un gran retroceso. También creo que hay gran variedad social, y como pueblo lo bueno parece que se aplaca con lo malo, no considero que seamos un pueblo elegido, a diferencia de otras sociedades que si lo creen.

    Culturalmente creo que hay mucha riqueza, pensando en los artistas por ej., pero a la vez esa cultura no está repartida por el pueblo, hay mucha carencia de información, hay mucha desinteligencia.

    la falta de reparto o de distribución de distintos tipos de riqueza (geográfica o humana) causan la fatalidad de esta situación como sociedad. Porque, al fin y al cabo, somos nosotros mismos la sociedad, y permitir que sucedan los hechos que nos suceden es corolario de una gran pobreza.

    creo que si la democracia funcionase, si la representación por parte de los políticos respondiera a los intereses del pueblo y los defendiera, sería un modo político elegible, pero no se ha visto en el mundo un real desarrollo de la democracia. Creo que esto me lleva también a desconfiar de todo modo político. No sé qué me resultaria elegible, creo que, como argentinos o como humanidad, nos falta mucha evolución, mucha moral colectiva y fraterna para poder sumirnos en forma política alguna. No sé que elijo, supongo que vivir aislada en una isla.

  • Jorge, 40 años, comerciante (Rosario)
    Ser argentino es amar a esta hermosísima tierra, a su gente,y tratar de intentar devolver aunque sea un poco lo que ella me dió reconociéndome fruto de la instrucción pública y de la atención sanitaria también pública.
    Hay un gran potencial para desarrollar en la Argentina, lo hay debido a las riquezas naturales, en gran parte aún no explotadas, ya sea del punto de vista de la industria turística, del punto de vista de la industria minera y ello a falta de recursos para la tecnificación, por ejemplo la extracción del petróleo.
    Muchos dicen que necesitamos mas nacionalismo, pero mas que ello me gusta la palabra proteccionismo, eso me encantaría que haya un proteccionismo ya sea de la economía, de las instituciones como lo hubo en la españa antigua, un proteccionismo seria importacion con ciertas condiciones.
    Con respecto a la cuestión de la deuda creo que se deben asumir todas las obligaciones contraídas, el estado debe dar el ejemplo a la deuda hay que asumirla y renegociarla, pero nunca dejar de pagar perderíamos credibilidad como país lo mismo que sucede cuando en lo privado no asumimos alguna responsabilidad contraída nos inhibirían a nivel pais sucedería lo mismo por eso vuelvo a lo de antes renegociaría....

  • Stella, 27 años, comerciante (Capital Federal)
    El problema de hoy es que nadie es patriota, faltan nacionalistas, para todo, para trabajar, para la política, faltan argentinos para la Argentina, yo estoy en desacuerdo total con aquellos que dicen que “los argentinos son tal cosa, y tal otra”, porque siempre son malas, entonces nuestra nacionalidad es mala, nos hacen creer que somos malos, o inferiores nose.

    La Argentina, puede como cualquier otro pais crecer y desarrollarse, si hoy dia podemos clonar seres humanos, viajar a la luna, ¿no vamos a poder desarrollar un pais?, para mi como te dije al principio faltan nacionalistas, el tema de la deuda es simple, ¿existe? Si, entonces hay que pagarla, porque sino queamos mal con todo el mundo, y eso no es ejemplo para nadie, bueno, excepto para los “argentinos” los cuales siguen el ejemplo al pie de la letra, por eso te digo, verdaderos patriotas que amen a esta República Argentina son pocos, lamentablemente, porque en cualquier otro pais del mundo, los simbolos nacionales son honorables, altivos, son modelos a seguir, en cambio nosotros somos recordados como “gauchos”, vagos, que odian el trabajo, ¿argentinos? De esos hay pocos.



Grandes” momentos Históricos

Bahring Brothers: “Razones del endeudamiento”

En teoría el dinero se quería para dragar el Río de la Plata, mejorar el puerto y para obras de salubridad. La deuda fue por 1 millón de libras, pero a la provincia llegaron sólo 140.000. Del resto, 150.000 libras se descontaron por el riesgo que implicaba prestarle a un país latinoamericano, otras 150.000 fueron la coima que se quedaron los negociadores por Buenos Aires y los hermanos Baring.
Otro tanto se descontó por gastos que hizo Rivadavia cuando estuvo en Inglaterra. Además, la banca Baring cobró dos años de intereses por adelantado, más un 1 por ciento de amortización de capital: 130.000 libras. La comisión (blanca) por la operación fue de 25.000. Y 400.000 libras quedaron en Londres como pago de regalías de comerciantes británicos radicados en Buenos Aires a sus casas matrices, aceptado por el gobierno.
Al tercer año de la colocación de los títulos, el gobierno no pudo seguir pagando. El default duró hasta 1857, cuando Norberto de la Riestra aparece en escena como el sucesor histórico de García, bajo el gobierno bonaerense de Valentín Alsina. En reconocimiento de los intereses caídos y de los pagos no realizados todos esos años, el gobierno acepta reintegrar 2,5 millones de libras, contra 140.000 que fueron efectivamente usufructuadas.

Los beneficios extranjeros: “Cuando prestaron y cuando debieron”

Desde la década del treinta, los pagos por las exportaciones argentinas eran depositados en una cuenta que la Argentina tenía en el Banco de Inglaterra, los cuales se convertían en oro para cuando el país necesitaba hacer uso de ellos, esas libras esterlinas quedaban en Gran Bretaña. Cuando se pretendió hacer uso de las libras, Gran Bretaña decretó la inconvertibilidad de su moneda y el dinero argentino quedo bloqueado. Ello dio lugar a la emisión de unos bonos de congelación para evitar la emisión de moneda, que emitía el gobierno y devengaban un interés que la Argentina debía pagar. Debido a ello Miguel Miranda, dijo en una reunión del Consejo Económico y Social: Sobre el dinero bloqueado el país no cobraba un solo centavo de interés, pero para disimular su emisión se emitían bonos de congelación y se pagaba interés. Yo he sacado como consecuencia que los ingleses con gran habilidad, nos cobraban interés por el dinero que nos debían.

El momento en que no hubo deuda: “El peronismo”

Por primera vez en la historia argentina, la deuda externa desaparece ya que es cancelada en su totalidad. En 1945 las obligaciones con el exterior representaban la suma de 519.910.262 de pesos, en 1946 baja a 114.196.498, en 1950 es de apenas 41.086.681, siendo cancelada totalmente en 1952.

Hasta el golpe militar de 1955 Argentina no tuvo deuda externa, año que empieza la nueva deuda argentina y no por casualidad también año de la incorporación y adhesión al Fondo Monetario Internacional (FMI).

La alternativa que tuvimosEl Desarrollismo”

En 1958 cuando asume Frondizi, instaura un concepto político novedoso, el del desarrollismo. El Desarrollismo, política propuesta desde el gobierno, concebía fundamental emprender obras de infraestructura que a largo plazo darían sus frutos: industrialización, autoabastecimiento de petróleo y energía.
En tres años de gestión la producción de petróleo y gas natural aumentó 150%. El país de importador pasó a ser exportador de petróleo. La red vial creció en 10.000 Km. y la producción industrial aumentó un 10%. La industria automotriz produjo, en 1961, 100.000 automóviles y camiones. En 1958 se fabricaron 10.000 tractores y tres años después 25.000. En 1961 se inauguró el Alto Horno de San Nicolás, para la producción de acero, sobre el Paraná. Se extendió a Buenos Aires el gasoducto Campo Durán - San Lorenzo.
El costo de vida y la inflación aumentaron. Se adoptaron medidas tendientes a restringir los gastos de Administración del Estado y se trató de poner freno al incremento salarial.
Sin embargo, El Presidente fue depuesto y detenido en la Isla de Martín García el 28 de marzo de 1962.

El “iluminador”: Martínez de Hoz

Cuando se produce el golpe militar, el Dr. José Alfredo Martínez de Hoz, integrante del Consejo Asesor del Chase Manhattan Bank, directivo de las empresas Acindar e Italo, elabora el proyecto económico, y como una de las primeras medidas del gobierno de facto, modifica el Art. 1 del Código de Procedimientos en lo Civil y Comercial, que establecía la improrrogabilidad de la competencia jurisdiccional de la Argentina a favor de jueces extranjeros, es decir que cualquier convenio o contrato que firmara el país, se declinaba la competencia de nuestros tribunales. Martínez de Hoz, según sus expresiones y las obras que publicara con posterioridad a su pasó por la función pública pretendía hacer un país moderno, con una economía productiva y altamente competitiva, con empresas sanas, proyectos realizables, a través del marco de orden y tranquilidad que iban a asegurar las fuerzas armadas, con lo que se llevaría a la Argentina a ocupar el lugar que tuvo -según él- a principios de siglo.

Lo que faltaba: “El Corralito”

La medida, que fue levantada exactamente un año después, terminó por sepultar la pobre gestión del entonces presidente Fernando de la Rúa, que debió abandonar el poder en medio de la mayor crisis financiera y económica que sufrió la Argentina.
El corralito vió la luz el sábado 1º de Diciembre de 2001, cuando el Gobierno resolvió que los argentinos sólo pudieran retirar de sus cuentas bancarias 250 pesos semanales en efectivo. A eso se sumaba además la prohibición de transferir dinero al exterior y la obligación de realizar la mayoría de los pagos a través de tarjetas de débito, crédito o cheques. Cavallo intentó justificar la autoritaria medida en que serviría para "producir un blanqueo general de la economía" y aseguró, en forma errónea, que no afectaría al común de la gente.
El paquete se conoció un día después de que los rumores pusieron al rojo vivo la plaza financiera y los ahorristas acudieron a los bancos para realizar retiros o convertirlos en dólares, pese a la promesa del Gobierno de que no se tocarían los fondos de los ahorristas.
Los abruptos retiros del viernes, que continuaron durante el fin de semana del anuncio en los pocos cajeros automáticos que quedaban con fondos, fueron la agudización de un proceso iniciado meses atrás con la profundización de la recesión y el cierre del crédito al país que llevó a la política de déficit cero.
En un principio, Cavallo aseguró que estas medidas "extraordinarias" tendrían una vigencia de 90 días, fecha que finalmente se extendió hasta el 2 de diciembre de 2002. Los efectos del corralito se siente aún hoy, ya que miles de ahorristas tienen en su poder Bonos del Estado Nacional (Boden) con los que el Gobierno buscó compensar los efectos que la devaluación provocó sobre los depósitos originales.
Además, muchos otros mantienen amparos judiciales con el objetivo de reclamar la totalidad de sus depósitos. A ello se suma la falta de credibilidad y previsibilidad que la medida imprimió en el sistema financiero, al que le costará demasiado tiempo recuperar la confianza de los inversionistas extranjeros y así también de los locales.

CURIOSIDADES

  1. Krieger Vasena, después de ser funcionario, pasa a ocupar un alto cargo como ejecutivo de la multinacional alimentaria Deltec Internacional, de capitales estadounidenses. Y más tarde recae en el Fondo Monetario

  2. En el gobierno de Videla (76-81) la población argentina era (según el instituto argentino de estadística y censo) de 27.949.000 de personas, por lo tanto teníamos una deuda por habitante de U$S 1.073.38, hoy en cambio es simplemente de US$ 6625.

  3. La deuda de Estados Unidos y Gran Bretaña con la Argentina que en 1946 era de 2.000 y 3.500 millones de dólares respectivamente, nunca fue pagada. Ambos países se negaron a pagar no sólo los créditos sino los intereses respectivos. Esas sumas a valores de hoy exceden los 60.000 millones de dólares.

  4. Desde de la mitad del Siglo XIX hasta sus fines hubo dos picos de crisis en la deuda. El primero durante la presidencia de Avellaneda el cual declaró que iba a pagar la deuda "aun con el hambre y la sed de los argentinos", la segunda posibilidad de caer en el default fue con Pellegrini el mismo declaró que para pagar la deuda “remataría, de ser necesario, hasta la Casa de Gobierno". ¿Le resulta conocido?

CONCLUSION

Un hombre toma un crédito bancario a una tasa del 3% anual, lo utiliza para montar un negocio, y deberá devolverlo en un plazo no mayor a 2 años.

El hombre vendía escobas, y al cabo de un año la escoba es reemplazada en ventas por la aparición de la aspiradora, pero las fábricas que producen electrodomésticos les interesa vender a gran escala, por eso pactan con las casas de limpieza de ventas masivas.
Este hombre era un pequeño vendedor, quedo fuera de la competencia, sus ventas cayeron un 57%, no puede recaudar lo necesario siquiera para vivir, ¿Cómo puede pagar sus deudas?...fácil, pidiendo un crédito a otro banco bajo el argumento de que será invertido en su negocio, este interés debido a los riesgos de pago es del 6% anual y a pagar en 5 años, el hombre paga su deuda al año siguiente y utiliza su crédito lo invierte en marketing para poder realzar el volumen de ventas, realiza refacciones a su negocio, pero seguía vendiendo escobas solo que ahora agregó una palita de regalo, las ventas habían realzado, había recuperado volúmenes de venta casi idénticos a los del año inicial, sin embargo tenía una deuda con un interés mayor, y encima salió al mercado una nueva aspiradora, con mas funciones, esta vez la crisis es mucho mas profunda, debe cerrar el negocio, le quedan algunas escobas las pocas que le quedan, y las sigue vendiendo desde su casa, pero no le alcanzaba, entonces debió vender el local donde tenía su negocio, y como la casa donde vivía tenía muchos cuartos decidió alquilarlos, algunos de los inquilinos incluso también vendían escobas, vivió dos años de las rentas, pero luego, vino una crisis económica general, y nadie le podía pagar, y encima estaban ahí en su casa, no se querían ir, habían hecho contratos por 10 años, no los podía echar, llegó el año en que debía pagar la deuda, y no pudo, entonces le embargaron la casa, debió comprarse una mas pequeña.

Ahora este hombre, volvió a pedir otro crédito, volvió a montar un negocio de venta de escobas y palas, ahora…¿Puede imaginarse como continúa la historia?

¿Será cuestión de imitar el vuelo de la golondrina, creernos nación, irnos hacia otras, penetrarlas, alimentarnos a costas de su pueblo, cuando nos veamos agredidos destruirlos y eliminarlos?

Podemos representar el cambio, y abandonar esta primitiva idea, después de todo, es solo dinero, un papel, sobre el cual podemos escribir una nueva historia, no la historia en la que los “argentinos” cambiaron la forma de ver las cosas e hicieron abrir los ojos a todo el mundo, sino la historia en la que la gente sufría, que no podía tener acceso a sus condiciones mas elementales, la historia en la que esa gente dejó de sufrir, con una idea totalmente nueva, que aún no se halla en los libros, debe ser escrita.

Lamento no poder lograr dicha idea, pero espero sea cuestión de tiempo, aunque si hay algo de lo que estoy seguro luego de realizar este trabajo, es que el mundo tal como lo conocemos no le quedan muchos años de vida.

Todo lo que el humano haga a costas del hambre de otros humanos jamás puede ser bueno, menos haciéndole creer que su hambre es necesario para su propio bien…

Los malos nunca ganan.

BIBLIOGRAFÍA

"Dime con quien andas y te diré quien eres”

  • Diccionario de la Real Academia Española
  • Diario La Nación, “Breve historia de nuestra deuda externa” por Mariano Grondona

  • Revista Margen, “El origen de la deuda externa Argentina” por Rosa Susana Zito

  • “Nacimiento y reproducción de la deuda externa” por David Cufré

  • Enciclopedia Wikipedia: www.wikipedia.com

  • Banco Central de la República Argentina

  • Sociología 3ª Unidad Martínez Sameck “¿Quién manda en América Latina?” James Petras

  • “La injusta deuda externa” Eric Toussaint

  • Comentarios de la Heritage Foundation: www.heritage.org

  • Clarín, Joseph Stiglitz(autor de “Malestar en la globalización”)

  • Informe 2003 del Fondo Monetario Internacional acerca del estado de la deuda externa en el mundo

  • Declaraciones de John M. Keynes extraídas de: www.britainusa.com

  • “El corralito” artículo extraido de: www.terra.com

  • Revista Mar de Ajo, entrevista a Norberto Galasso sobre endeudamiento argentino

  • Declaraciones del Consejo Económico y social de Naciones Unidas proveidas por el Centro de Información de las Naciones Unidas (CINU)