Logo de Margen   Periódico de Trabajo Social y Ciencias Sociales
Edición electrónica

Ocho grandes y una multitud

Por Gisela Giamberardino
Lic. en Trabajo Social

Trieste, Italia, marzo de 2001
Especial para Margen

Desde 1995 se han venido desarrollando bajo la dirección de Naciones Unidas, 6 conferencias sobre el cambio climático a nivel mundial, entre las cuales se destacaron las de Kyoto(1997) y la Aja (noviembre de 2000).
El primer fin de semana de marzo, esta temática se retomó, en el Vértice Mundial sobre el Ambiente, que se llevó adelante en la ciudad de Trieste, con los representantes del Grupo de los 8 (Canada, Francia, Alemania, Japón, Gran Bretaña, Italia, Rusia y EE.UU).

El evento interrumpió la abrumante calma triestina.
Si bien casi nadie conocía la programación y las discusiones de la reunión, no había bares (y hay millones), ni paradas de bus, donde no se opinara acerca de la movilización que se llevaría cabo.
Los habitantes de esta ciudad de mar y montañas, orgullosos de ser el norte del norte de Italia, esperaban entre curiosos y temerosos al llamado Pueblo de Seatle.

En los 3 días que duró la cumbre asistimos a la creación de una especie de ciudad prohibida, dentro del centro histórico de Trieste. Cuatro manzanas rodeadas de rejas, camiones blindados, policía, ejército, perros, y francotiradores, aseguraban que la reunión se desarrollase sin inesperadas interrupciones.
El domingo 4, a pesar de la lluvia, la gente se fue organizando desde el mediodía, para el inicio de la marcha que pretendía expresar el desacuerdo a la política ambientalista que estan llevando adelante en todo el mundo, los ocho paies mas industrializados.

Mientras se escuchaba en un español pronunciado con dificultad "el pueblo unido jamas sera vencido" en versión de un grupo de rock italiano, las banderas empezaban a mezclarse con los disfrazados de animales, que reclamaban por sus derechos (los de los animales?, los de los humanos?, los de ambos?…)

Llegados de media Europa, con representantes de Paysàns de Francia, y Sin Tierra de Brasil, entre otros, la marcha fue encabezada por un grupo de antinuclearistas con mamemlucos blancos, en cuya bandera podía leerse: "zapatistas del nordest". Las banderas, cada vez mas pesadas impregnadas de lluvia, impusieron a los simpatizantes-representantes de los distintos grupos, una suerte de solidaridad práctica, mas alla de la consigna compartida: había que ayudar a transportarlas. Asi, un gigantesco paño blanco con la inscripcion: Stop Global Capitalism Now, si bien firmado por un grupo del Partido Comunista Esloveno, se vio trasladado a lo largo de las 3 horas de marcha, por sujetos que se reclamaban y autodesignaban verdes, rojos, blancos, fundadores o refundacionsitas, y que hablaban diversas lenguas.

Esta marcha podría no adquirir significación alguna (de hecho no incidió un céntimo en las decisiones de la cumbre del G8) si no se lee como expresión de un fenómeno que viene creciendo a nivel mundial: la conciencia de que globalización no significa homogeneidad, sino mas bien profundización de las desigualdades.
En el contracongreso que dio cierre a la marcha, se hizo mención al Forum Económico, que se realizó en febrero en Mexico, al vértice sobre el Area del Libre Comercio de las Américas, a realizarse en Abril en Bs.As, a la reunión de la Banca Asiática en Honolulu, programada para el mes de Mayo, a la próxima cumbre del G8 en Génova a desarollarse en el mes de Julio, y a otros tantos encuentros a lo largo de todo el año, en los cuales se ha considerado necesario participar.
La capacidad de organización, está dando como resultado una contraofensiva, sino política, al menos cultural, al discurso del pensamiento único, propuesto por el neoliberalismo.

Otras voces se estan haciendo escuchar, y estan siendo conscientes de ser cada vez mas, y de existir no sólo en los sures o en los terceros mundos. Es ésta, una movida en el ámbito cultural que porta cuestionamientos de tipo económicos, y sobre todo que reclama un otro modo de hacer política. Y que en tanto lo va haciendo… Como declaró el Forum Social Mundial de Porto Alegre en su documento final "estas luchas se basan sobre el principio según el cual los seres humanos y la vida, no son mercancías"

Algunos hablan de una sociedad civil global, otros de un nuevo internacionalismo, habrá que esperar. Lo que sí es real, es que éstas mobilizaciones esporádicas se estan transformando en una fuerza propositiva permanente, con la cual cada vez mas a menudo, las estructuras del poder mundial se encontrarán.

Comaparto con Revelli la idea de que esta enorme red en formación, se ubica a un nivel cualitativamente superior con respecto a aquellos movimientos de lucha política que se expresan al interior de las naciones. La fuerza de este movimiento reside en que su objetivo no es el de acumular fuerzas para la conquista del poder, (consciente de que el poder no se encuentra hoy, en ningún lado). Su fuerza reside precisamente en el intento de construcción de relaciones sociales, con prácticas y mentalidades radicalmente diferentes a las que se habían venido desarrollando hasta hace un tiempo.
Es importante rescatar, el carácter antiglobalización, con que estos movimientos se presentan al resto de los actores sociales, profundizando la importancia de que las luchas nacionales deben basarse en alianzas y consensos construidos a escala internacional.

En la medida en que las políticas nacionales vienen sopradeterminadas por orientamientos decisivos a nivel internacional, es a éste nivel que deberan presentarse las contestaciones y la elaboración de propuestas alternativas.