Logo de Margen   Periódico de Trabajo Social y Ciencias Sociales
Edición electrónica

Argentina y los EEUU: gratitud y miseria moral

Por Alfredo J. M. Carballeda
Lic. en Trabajo Social

Durante los años de la Fundación Eva Perón, se produjo un hecho del que se tiene poca memoria. En principio, la Ayuda Social de la Fundación trascendía las fronteras de nuestro país, abarcando América Latina y especialmente asistencia alimenticia para las naciones hambreadas de nuestro continente y Europa, África y Asia como: Bolivia, Chile, Uruguay, Colombia, Ecuador, Honduras, Paraguay, Austria, España, Francia, Italia, Grecia, Hungría, Irlanda Alemania, Turquía, Checoeslovaquia, Inglaterra, Cuba, Siria, Noruega, Japón, etc.
Estas cuestiones causaban cierto desconcierto y preocupación en el Departamento de Estado.

Esas formas de intervención desde la Política Social Argentina no se efectivizaba a través de créditos de organismos internacionales, era simplemente solidaridad . Esto explica en parte la trascendencia internacional de la figura de Eva Perón en la actualidad .

Pero en 1948 ocurre un episodio que es importante recordar hoy, luego de los "containers de ayuda" que nos envían las agencias norteamericanas. Según menciona el historiador Nestor Ferioli (1), la Fundación envió un cargamento de ropas para 600 niños huérfanos a cargo de la "Children Aid Society".

Los norteamericanos aparentemente se indignaron porque esperaban recibir dinero, pero especialmente recibir el cargamento era aceptar las condiciones de pobreza y desigualdad que existían y existen en aquel país. A su vez, se pensaba en aquel país que Moscú en los prolegómenos de lo que sería la guerra fría iba a sacar provecho político de esa situación.
En síntesis , el Departamento de Estado tuvo que intervenir para obligar a la institución a que se quede con el cargamento , generándose casi un altercado diplomático.

(1) Ferioli, Néstor. La Fundación Eva Perón CEAL, Buenos Aires.1990.