Logo de Margen   Periódico de Trabajo Social y Ciencias Sociales
Edición electrónica

LAS MANIPULACIONES DEL PODER HEGEMONICO DE LOS EE.UU.

Conexiones entre Osama Bin Laden y Harvey Lee Oswald:
una larga lista de "dudosas" cuestiones

Por José Luis Parra
Profesor de Historia y Geografía

El ataque de Estados Unidos a Afganistán podría comenzar a aclararse analizando los indicadores económicos de los últimos tiempos, que mostraban una situación crítica de las primeras potencias (desaceleración), paralela al crecimiento de fuertes movimientos opositores al sistema de globalización (contraglobalización, zapatismo, economía natural o sistemas de trueque).
Así, se difundió un reporte de la Universidad de Michigan que señalaba que el sistema financiero de los estadounidenses se había deteriorado en julio de 2001; con numerosos anuncios de despidos y una creciente debilidad en los mercados de valores, lo que motivó una disminución en el consumo en ese país.

En un segundo plano, no menos importante que el anterior, podemos decir que la "desaparición forzada" de los Estados nacionales a manos de los grandes emporios multinacionales nos muestra un escenario de conflictos entre diversos intereses capitalistas, especialmente con el ascenso y poderío de las empresas petroleras.

El mismo George W. Bush y su equipo de gobierno son representantes de este sector de la economía capitalista. Así, desde su juramento como Presidente, Bush se encargó de gobernar especialmente en esa dirección:

  • Declaró la crisis enérgetica.
  • Habilitó a las empresas petroleras para explorar y explotar más concesiones.
  • Promovió la quita de los controles ambientales a las empresas petroleras.
  • Anunció que no implementaría el tratado ambiental internacional negociado en Kyoto, Japón, que comprometía a los países industrializados a generar menores niveles de combustión de hidrocarburos en los próximos años, para evitar el efecto invernadero. Bush expresó entonces que "Estados Unidos y la industria están antes que nada".
    Estados Unidos es el país que más contamina el planeta, con sus emisiones de dióxido de carbono que son prácticamente el 25 % del total que se emite en la atmósfera y sus altos niveles de contaminación provienen del uso intensivo del carbón y del petróleo como fuente primaria de energía.

Un tercer plano nos muestra la gran corrupción alcanzada por los grandes intereses económicos, que emparentan la economía formal con el tráfico de drogas, de armas o la convalidación de las "deudas externas ilegítimas" de las naciones más pobres. Al respecto, este mismo año se difundió la investigación realizada por el propio Senado de los EE.UU. que confirmó que:

"Los principales bancos de Estados Unidos participan indirectamente en el lavado de millones de dólares procedentes del narcotráfico y otras operaciones ilegales, al actuar como corresponsales de bancos extranjeros con actividades ilícitas.
Bank of America, Chase Manhattan y Citibank -las principales instituciones bancarias norteamericanas- figuran en la lista de diez bancos mencionados en el informe del subcomité de Investigaciones del Senado. Completan la nómina la sucursal en Miami (Florida) del Banco Industrial de Venezuela, el Bank of New York, Barnett Bank, First Union National Bank, Harris Bank International, BAC Florida Bank, Security Bank y la sucursal en Nueva York del Toronto Dominon Bank.
El informe denuncia los vínculos de una decena de bancos -casi todos con sede en el Caribe-, que presuntamente se dedican al lavado de dinero a través de cuentas abiertas en bancos de Estados Unidos".

No está de más señalar además que la actividad de la guerra pone en marcha la maquinaria productiva de los Estados Unidos, que se encaminaba a una fuerte recesión.

Sin embargo, los hechos de intervención directa o de conflictos por razones económicas, necesitaron ser convalidados a lo largo de la Historia por medio de la filosofía, la ciencia o bien de la religión.
Los "triunfadores" interpretaron los hechos y plasmaron la "historia oficial". Historia que los "niñitos díscolos de siempre" nos empeñamos en revisar.
A la visión económica resulta necesario aportarle entonces un análisis histórico e ideológico.

Propongo entonces un recorrido por los últimos 50 años de la historia de los EE.UU. y sus relaciones internacionales.



Qué linda es la democracia
en este hermoso país
Qué hermosas son las callampas *
que se pueden construir....

Angel Parra
Canciones funcionales
(Chile)

* Villas miseria - favelas


 
EL CUCO

Luego del ataque "aliado" a Afghanistán (7 de octubre de 2001) el "buscado vivo o muerto" Osama Bin Laden aparece en un video difundido por las agencias internacionales, comunicando al mundo su decisión de luchar contra los "infieles" Estados Unidos de Norte América, hasta el fin.
Casi un mes antes, las imágenes de las agencias internacionales mostraron al mundo el terrible atentado a las Torres Gemelas y el Pentágono en EE.UU.

Los servicios informativos no tuvieron acceso más que la "información oficial", dirigida y censurada, paradójicamente proveniente del Estado que se vende como el más libre y democrático de la Tierra. Luego del 11 de setiembre se mostró en las pantallas la rapidez y eficacia del sistema de seguridad para encontrar a los culpables. Lo hizo el mismo sistema que no pudo prevenir el atentado terrorista más grande de la historia.

En un reportaje televiso, los privilegiados ciudadanos del mundo globalizado y la era de la información al instante, pudimos ver al Comandante de aviación que dio clases a los terroristas, explicando cómo estas malas personas habían pedido que se les enseñaran las técnicas de viraje de los grandes aviones comerciales, sin importarles el despegue o el aterrizaje. El informe señalaba que al piloto no le había parecido extraño este pedido.

En cuanto al atentado a las Torres Gemelas -complejos en los que trabajaban más de 50.000 personas y acudían más de 100.000 visitantes diariamente- las cifras oficiales dieron al principio unas 5.000 muertes. Luego de la decisión de atacar Afghanistán, los muertos ascendieron a 10.000.
¿Miente el gobierno de EE.UU. la cifra o "milagrosamente" había en el complejo de las Torres menos gente que lo normal?

Los que pudieron ver un video casero que mostró el primer avión estrellándose contra una de las Torres se preguntaron qué hacía un bombero dirigiendo el tránsito frente a los edificios, como si se esperara alguna "eventualidad" o hubiera ocurrido algún "accidente".
Al cabo de los días, la pregunta es: ¿por qué ya no se muestra ese video?

Osama Bin Laden, aliado de EE.UU. durante la invasión rusa a Afganistán, se ha transformado ahora en su peor enemigo.
¿Cómo juegan entonces los Noriega, Somoza, Videla, Sadam Hussein, etc, etc. en el desarrollo de las políticas implementadas por la máxima potencia imperial de la Tierra?
¿Por qué en un momento los aliados se convierten en los peores enemigos?

Vemos a Bin Laden corporizando al demonio. Los fundamentalistas musulmanes se constituyen en la humanización de la Maldad, en contraposición del Bien personificado por George W. Bush y el sistema occidental y cristiano.
Bin Laden hoy, el comunismo apátrida ayer.

¿No nos recuerda acaso esta imagen del fundamentalista musulmán a la que nos ofrecieron en 1963 cuando expusieron a Lee Harvey Oswald como único responsable del asesinato de John Kennedy, encarnando a la maldad comunista y posando con un rifle de fabricación rusa?

Repasemos algunos momentos de la historia reciente, en la que podremos ver manipulación de la información; masificación de la ideología dominante que debe ser consumida por las mayorías atrasadas y desprotegidas; confirmación de la Doctrina de Destino Manifiesto, etc.

GUERRA DE COREA
Después de la II Guerra Mundial, el mundo quedó dividido en dos. Se inició la guerra fría. Los aliados definieron la colonización japonesa sobre Corea y su tutela, delimitándose dos sectores, al igual que Alemania (al sur y norte del paralelo 38). En el verano de 1947, EE.UU. llevó la cuestión coreana a la ONU, que decidió la formación de un Gobierno provisional después de la celebración de unas elecciones en la totalidad del territorio.
Aunque esto no se cumplió, quedó fortalecida la división entre sur y norte. A fines de 1948, los soviéticos retiraron sus fuerzas de ocupación e inmediatamente después lo hicieron los estadounidenses. Comenzó el enfrentamiento abierto.

En 1950, el ejército de Corea del Norte invadió el sur. Sus victorias provocaron la reacción de los EE.UU. y de la propia Organización de Naciones Unidas. El Presidente Truman se planteó la defensa de Corea en contra de la agresión comunista, aunque utilizó el eufemismo de liderar un ejército de las Naciones Unidas, cuando en realidad utilizó su bandera para acometer contra Corea.
En esta oportunidad, la unanimidad en la opinión pública norteamericana fue completa: la ampliación del servicio militar propuesta por Truman fue aprobada en el Congreso por 314 votos a 4. El secretario general de la ONU, el noruego Tryvge Lie, declaró que se había agredido a la organización misma. El Consejo de Seguridad, reunido en ausencia de la URSS, condenó a Corea del Norte.
El mando militar de las fuerzas de "las Naciones Unidas" fue puesto en las manos del general estadounidense Douglas Mc Arthur.

ASESINATO DE JOHN KENNEDY
El 22 de noviembre de 1963 fue asesinado en Dallas, Texas, el Presidente de EE.UU John F. Kennedy.

Ocurrió en vísperas de aprobar un decreto de su hermano Robert (ministro de Justicia) que limitaba la influencia y privilegios de ciertos sectores empresarios y financieros.
Se abrió una investigación oficial (Comisión Warren) y en 1964 se publicó el Informe sobre la investigación del asesinato. Se determinó que los hechos habían sido la obra de un demente comunista (Lee Harvey Oswald). La prensa norteamericana alabó hasta la saciedad el informe, recalcando la minuciosidad y el duro trabajo realizado por la Comisión.
Ante gran cantidad de elementos contradictorios y dudosos, aparecieron los interrogantes y las teorías que hablaban de conspiración.
Para la Comisión Warren, Oswald disparó tres veces. Un disparo falló, hiriendo a otra persona. Un balazo destrozó la cabeza de Kennedy, mientras que otro tiro, considerado "la bala mágica", pudo provocar varias heridas en el mismo Kennedy, seguir su viaje agrediendo al Gobernador de Texas, John Conally, salir de su cuerpo, realizar una curva e impactar en su mano.

Oliver Stone filmó la película JFK, mostrando las principales teorías desarrolladas por la investigación de un fiscal de Nueva Orleans, Jim Garrison.
Garrison descubrió la conexión de la CIA y grupos cubanos anticastristas. La investigación de Garrison posibilitó el conocimiento de hechos ocultados o no investigados por la Comisión Warren, como la conexión de Oswald con la CIA. También fue el primero en exhibir públicamente una filmación (Zapruder) en la que se ve con claridad que la cabeza de Kennedy se desplaza hacia atrás y a la izquierda después del disparo, y no hacia adelante, en caso de haber recibido el impacto desde donde estaba -de acuerdo al informe oficial- Lee Harvey Oswald.
Agreguemos que Oswald fue asesinado dos días después -cuando era trasladado- en la misma Comisaría de Dallas. El expediente fue cerrado de inmediato.

Cinco años después fue asesinado Robert Kennedy, luego de ganar las primarias de California y posicionarse convenientemente para competir por la presidencia de su país. El mismo año fue asesinado Martin Luther King, Premio Nobel de la Paz y representante de la minoría negra.

GUERRA DE VIETNAM
En agosto de 1964 se produjo el misterioso, oscuro e histórico "incidente del Golfo de Tokín". Estados Unidos acusó a las lanchas norvietnamitas de atacar una nave estadounidense. La respuesta fue bombardear Vietnam del Norte.
El presidente Lyndon B. Johnson obtuvo del Congreso la aprobación de la acción de guerra.
El informe presentado por el Secretario de Estado -poco detallado e inexacto- brindó al presidente el acceso a los poderes para continuar la guerra libremente.

Los analistas militares de Estados Unidos presentaban la guerra de Vietnam como la lucha entre un bloque comunista agresivo y dictatorial contra un bloque capitalista, defensivo y libre; como la defensa del Estado libre capitalista de la República de Vietnam del Sur contra la agresión del Estado dictatorial comunista de la República Democrática de Vietnam del Norte.
En este marco explicaban la intervención de tropas norteamericanas, australianas, neozelandesas, coreanas y filipinas en cumplimiento del Tratado de Defensa de Asia Sudoriental (SEATO) que estipulaba la alianza contra el Estado de Vietnam del Sur agredido por el Norte.

El ejército estadounidense empleó todas las armas conocidas y desconocidas para la «búsqueda y destrucción» del enemigo: bombardeos masivos en Vietnam del Norte y del Sur, bombas de napalm, asfixiantes, desfoliantes, químicas, aviones, tanques, cohetes, y otros tantos primores de la tecnología militar.
La guerra finalizó 10 años más tarde, con el saldo de miles de estadounidenses muertos y desaparecidos. Los opositores a la guerra fueron perseguidos y detenidos durante los años del conflicto.

CASO WATERGATE
En 1972 estalló el escándalo Watergate.
Los estadounidenes se enteraron que sus gobernantes les mentían. Los titulares de prensa eran muy alarmantes. Se hablaba de compra de votos y espionaje electoral en la Casa Blanca, escándalos financieros del partido republicano, la complicidad de la CIA en derrocamientos de gobiernos extranjeros, en asesinatos de dirigentes de terceros países, de corrupción en los contratos de la guerra de Vietnam, entre otras cosas de igual y terrible tenor.

Watergate, fue el mayor escándalo político estadounidense, iniciado con el allanamiento e intervención de las líneas telefónicas del cuartel general electoral del Partido Demócrata, que sirvió para acusar posteriormente al presidente Richard Nixon y a muchos de sus colaboradores de haber llevado a cabo una serie de actos ilegales.

Los investigadores descubrieron que la administración Nixon había solicitado grandes cantidades de dinero durante una campaña ilegal de donativos (utilizadas para financiar el espionaje político y para pagar más de 500.000 dólares a los asaltantes del edificio Watergate) y que ciertos funcionarios gubernamentales habían mentido sistemáticamente sobre su participación en la intervención de las comunicaciones y en el posterior encubrimiento de los hechos.
Por otra parte, funcionarios de la Casa Blanca testificaron que en 1972 falsificaron documentos para implicar al presidente John Fitzgerald Kennedy en el asesinato del presidente survietnamita Ngô Dinh Diêm (1963) y para acusar al senador Hubert Horatio Humphrey de conducta inmoral.

Todo este proceso erosionó la imagen de Nixon. El 5 de agosto de 1974, varias nuevas grabaciones revelaron que el presidente había ordenado que el FBI (Oficina Federal de Investigación) dejara de investigar las escuchas del Watergate.
También demostraban que el propio Nixon estaba involucrado de forma directa en el encubrimiento de la participación de la administración en el escándalo.
Para evitar hacer frente al casi seguro pedido de juicio político, Nixon renunció el 9 de agosto, siendo el primer presidente de Estados Unidos en renunciar a su cargo.
Un mes más tarde su sucesor, Gerald Ford, lo exoneró de todos los delitos que pudiera haber cometido durante su mandato.

ROL DE EE.UU. EN LAS DICTADURAS MILITARES LATINOAMERICANAS DE LOS '70
E.E.U.U. desempó un papel fundamental en el Golpe de Estado chileno de 1973.
La caída de Salvador Allende, los secuestros y asesinatos a opositores e incluso a miembros de las Fuerzas Armadas no comprometidos con Augusto Pinochet, se deben especialmente a su apoyo y participación.
La administración de Johnson invirtió en Chile en el año 1964 diez millones de dólares en una campaña secreta para asegurar la elección del demócrata cristiano, Eduardo Frei como presidente contra el candidato del Partido Socialista Salvador Allende.
Durante la administración Nixon, la CIA ayudó a los militares en Chile a armar listas de personas que debían ser exterminadas, principalmente militantes de la izquierda, funcionarios del gobierno socialista, gremialistas, dirigentes estudiantiles, etc.

Actualmente, la Cátedra UNESCO sobre Paz de la UAB, desde la que se dirige la Escuela de Cultura de Paz y la Diplomatura en Cultura de Paz (Barcelona), ha pedido a la Fundación Nobel con base en Estocolmo el retiro del Premio Nobel de la Paz otorgado en 1973 a Henry Kissinger, ex Secretario de Estado norteamericano.
En la carta enviada a la Fundación Nobel, el titular de la Cátedra, Vicenç Fisas, lamenta que alguien como Henry Kissinger, a quien se considera responsable de importantes violaciones de derechos humanos, siga ostentando el título.
Entre las responsabilidades concretas que se atribuyen a Kissinger destaca su implicación en la política interna de Chile durante la presidencia de Salvador Allende, y su complicidad en el golpe de Estado y posterior dictadura de Pinochet.

El juez federal argentino Rodolfo Canicoba Corral expresó su intención de llamar a declarar a Kissinger sobre su posible participación en la Operación Cóndor -el plan conjunto de varias dictaduras sudamericanas para secuestrar y matar a sospechosos izquierdistas durante la década del 70.
Por su parte, un juez chileno libró un exhorto para que Kissinger testimoniara sobre el asesinato en 1973 del periodista estadounidense Charles Horman (que inspiró la película "Missing").

El libro de Kissinger "¿Necesita Estados Unidos una Política Exterior?" contiene un capítulo sobre América Latina en el que analiza los desafíos de la potencia frente a los países de la región, en especial Colombia.
Dice que

"En América Latina la brecha entre ricos y pobres está creciendo cada vez más y como consecuencia se están produciendo movimientos populistas y autoritarios como el del presidente Hugo Chávez en Venezuela o las guerrillas de izquierda en Colombia, financiadas por el narcotráfico, que amenazan a las instituciones democráticas", y asegura que una nueva forma de nacionalismo podría emerger buscando una identidad regional confrontando a los Estados Unidos.
Luego analiza el Plan Colombia. Para Kissinger no hay duda de que Estados Unidos tiene un especial interés en el restablecimiento de la estabilidad en Colombia y el Plan Colombia es el método más competente para ayudar a construir un gobierno en Colombia capaz de luchar contra otro enemigo declarado, como lo es "la droga".

Dice el ex funcionario que el Plan Colombia no estaría bien enfocado. "Desafortunadamente, el casi exclusivo énfasis del Plan Colombia en la solución militar invita al fracaso", asegura Kissinger, agregando que ayudar al gobierno colombiano a luchar en esta guerra triangular contra la guerrilla y los paramilitares necesita mucho más que helicópteros e instrucción americana a tropas colombianas. "La ayuda de Estados Unidos para el desarrollo social ha sido demasiado pequeña comparada con la ayuda militar, cuando es claro que la mala situación económica de los campesinos los convierte en el perfecto objetivo para los productores de droga". Señala que con este Plan se repiten las condiciones de la guerra del Vietnam: "la ayuda es puramente militar pero una vez el esfuerzo se pase de cierto punto, Estados Unidos, para evitar el colapso de las fuerzas locales, tendrá que intervenir directamente en Colombia".

Por todo lo anterior la conclusión a la que llega Kissinger es que, ante la posible agudización del conflicto en Colombia, Estados Unidos no debe cruzar la línea de asesoría hasta alcanzar ser actor o participante en el conflicto, "por eso el entrenamiento al personal militar colombiano se debe hacer en Estados Unidos o en bases cercanas como Panamá".

En el libro "El juicio de Henry Kissinger", el periodista Christopher Hitchens denuncia concretamente a Kissinger por haber cometido crímenes contra la humanidad.
Los crímenes que Hitchens imputa a Kissinger son:

  • La matanza deliberada y masiva de civiles en Indochina, mediante la campaña secreta de bombardeos sobre Camboya que inició en marzo de 1969, cuando aún era el consejero de Seguridad Nacional de Richard Nixon.
  • Confabulación para asesinatos en masa en la futura Bangladesh.
  • Su implicación personal en un plan para asesinar al jefe de Estado en la nación democrática de Chipre.
  • Apoyo al genocidio de la Indonesia de Suharto en Timor Este.
  • Participación en el secuestro y asesinato de un periodista en Washington.
  • Implicancia en el golpe de Estado chileno, el asesinato de su presidente democrático, Salvador Allende, y las numerosas atrocidades y abusos del régimen de Pinochet.

En otro orden de cosas, el experto Carlos Osorio, del National Securities Archives (NSA), pudo analizar documentos oficiales que mostrarían que, a sabiendas de las violaciones de derechos humanos cometidas por las dictaduras del Cono Sur americano, EE.UU. optó por la conveniencia política y mantuvo sus vínculos con esos regímenes.

GUERRA IRAN - IRAK
Saddam Hussein, amigo de la civilización

Entre 1980 y 1988 se liberó un conflicto armado entre Irán e Irak. La guerra comenzó con la invasión de Irán por parte de Irak el 22 de septiembre de 1980. Irak quería intervenir la delimitación de fronteras entre los dos estados, establecida en los acuerdos de Argel de 1975, para conseguir la anexión de la región de Shatt al – Arab (Golfo Pérsico).

Al independizarse, Irak tenía soberanía total sobre el canal de Shatt al Arab, donde confluyen los ríos Tigris y Eufrates por un corto trayecto antes de desembocar en el Golfo, único acceso iraquí al mar.

Además, Irak estaba preocupado por la propaganda religiosa dirigida desde la nueva república Islámica de Irán, con el ayatolá Ruhollah Jomeni al frente, contra el régimen baatista laico de Bagdad, y especialmente temía perder la lealtad de los grupos shiíes. Saddam Hussain creyó que la potencia militar de Irán se había debilitado en gran medida por la revolución islámica de 1979 que derrocó al sha Muhammad Reza Pahlavi, y que el apoyo que conseguiría por parte de Occidente le permitiría obtener una fácil victoria, reconquistando Shatt al Arab y la provincia iraní de Juzistán.
Pero, aunque las fuerzas iraquís obtuvieron éxitos al principio, Iran contuvo a los invasores reorganizó sus fuerzas y se lanzó a la ofensiva.

Con la ayuda de grandes donaciones y prestamos de los estados árabes de la región del Golfo Pérsico, y el suministro de armamento entre otros de la Unión Soviética y Francia, Irak resistió impasiblemente, mientras su fuerza aérea atacaba ciudades iraníes instalaciones petrolíferas y petroleros en el Golfo Pérsico.
Irak buscó implicar a potencias exteriores en el conflicto, y en 1987, Estados Unidos y otras potencias asumieron la responsabilidad de proteger los cargamentos en el Golfo.

Finalmente se llegó a la paz el 20 de agosto de 1990, durante la Guerra del Golfo Pérsico, sobre la base del "status quo ante bellum" (mantenimiento de la situación territorial antes del enfrentamiento bélico).
La guerra Irano Iraqui se saldó con un millón de muertos (el 60% de ellos iraníes), y casi dos millones de heridos, además de numerosos gastos materiales, que dejaron la economía de ambos combatientes en una situación muy precaria.

Estados Unidos, que abasteció de armas a Arabia Saudita, Jordania y Kuwait y brindó información de inteligencia al gobierno iraquí, vendió en secreto armas a Irán para obtener la liberación de rehenes. Pretendía así fortalecer "sectores moderados" del gobierno iraní, o simplemente prolongar la guerra. Israel, que fue intermediario en las ventas, estaba interesado en este último efecto, que dejaba fuera de combate a los dos ejércitos islámicos más importantes luego del egipcio.

GUERRA DEL GOLFO
Saddam Hussein, enemigo de la civilización

La Guerra del Golfo comenzó con la invasión de Irak a Kuwait en 1990.
Saddam Hussein fue considerado por EE.UU. como el enemigo público número uno. Tras siete meses, con el apoyo de treinta y ocho países, más de 50 mil misiones de combate y casi 87 mil prisioneros de guerra iraquíes, Saddam quedó aislado y sus fuerzas militares quedaron reducidas fuera de sus propias fronteras.

Según plantean muchos analistas, Saddam Hussein justifica así la presencia continua de EE.UU. en la región petrolera del Golfo Pérsico.
Su continuidad en el poder aumenta la influencia regional de EE.UU.

Hasta los hechos terroristas del 11 de setiembre, era aceptado universalmente como el "demonio" contrario a la civilización y el orden.

NUEVOS ESCENARIOS GEOPOLITICOS
El Tte. Cnel. Martin Wojtysiak -1- publicó algunas consideraciones muy interesantes sobre la posición de EE.UU, luego de la Guerra del Golfo.

Dice Wojtysiak:

"A pesar de los efectos sicológicos persistentes del síndrome de Vietnam, la capacidad militar real de los Estados Unidos en relación al resto del mundo refleja un contraste sorprendente comparado con la era posterior a Vietnam.
Después de Vietnam, Estados Unidos quedó en posición inferior en personal y armamentos ante los soviéticos y la tendencia a corto plazo era peor. Desde entonces, Estados Unidos completó un reforzamiento militar significativo, logró importantes victorias en la Guerra Fría y en la Guerra del Golfo, y después puso en práctica una reducción militar significativa durante la última década. Actualmente, Estados Unidos no tiene ningún competidor similar en el corto o mediano plazo, y la tendencia relativa del poderío militar está a su favor. Se puede poner en tela de juicio si esto representa un mundo más seguro, pero nadie puede dudar de la capacidad de las fuerzas militares estadounidenses para responder cuando sea necesario.

La Guerra del Golfo fue poco más que un destello en la pantalla financiera de los Estados Unidos, especialmente en comparación con las grandes guerras anteriores.
La cifra más alta del gasto estimada por el Dr. Hammond es 100 mil millones de dólares, de la cual la mitad fue pagada por otros gobiernos, en su mayor parte por Arabia Saudita y Kuwait. Sin embargo la verdadera historia, de acuerdo con el Dr. Hammond, es el costo de largo plazo que Estados Unidos pagará en términos de desgaste natural de sus equipos y efectivos militares. Resulta difícil reconciliar este punto con su anterior afirmación de que en 1997 la parte de la defensa en el producto nacional bruto estadounidense era las más baja desde Pearl Harbor.

Un análisis de costo-beneficio nos explica el tema más allá de los costos económicos. Los estadounidenses siempre han valorado intrínsecamente el costo humano más que el costo financiero, tal como lo ilustra la recomendación del CJCS, general Colin Powell, de emplear una fuerza aplastante y tecnología costosa antes que enfrentar a los iraquíes en una batalla convencional.
Como resultado, los Estados Unidos sufrieron sólo 146 bajas de combate, un número pequeño comparado con guerras pasadas, y una minucia comparada con las pérdidas iraquíes. Además de salvar vidas, el dinero extra gastado en el Golfo también permitió la prueba en el mundo real de armas y teorías de estructura de fuerzas. Es imposible medir cuánto contribuyeron estas lecciones para que los gastos militares sean más sensatos después de la Guerra del Golfo.
Además, es imposible poner un valor económico a las ganancias de Estados Unidos en la relación del liderazgo mundial como resultado de la Guerra del Golfo. El liderazgo político generó el liderazgo económico, y por toda la década siguiente a la Guerra del Golfo, el resto del mundo observó la economía de los Estados Unidos. Entretanto, Estados Unidos disfrutó de su más grande expansión económica de tiempos de paz de la historia."

-1-Martin Wojtysiak, USAF ((Licenciatura, Academia de la USAF; Maestría, Auburn University, Alabama) es un estudiante de la Escuela Superior de Guerra Aérea, Base Aérea Maxwell, Alabama. Sirvió anteriormente como oficial de operaciones e instructor de vuelo de los aviones KC-10 del escuadrón CC (9 ARS), Base Aérea de Travis California; Asistente del Agregado Aéreo, Embajada de los EE.UU., Islamabad, Pakistan, instructor de vuelo de los aviones KC-10, Base Aérea de March, California ; e instructor de vuelo de aviones T-38, Base Aérea de Williams, Arizona. El Tte. Cnel. Wojtysiak es graduado de la Escuela de Oficiales de Escuadrón y la Escuela Superior de Comando y Estado Mayor, Base Aérea Maxwell, Alabama.